Piscinas desmontables enterradas

Lo más cercano a las piscinas instaladas normales, son los modelos de piscinas desmontables enterradas. Son un tipo de piscinas que reúnen los aspectos de las clásicas piscinas instaladas y de las desmontables, ya que requiere de la excavación y de situarla dentro de un hoyo.

Una piscina desmontable enterrada es de las mejores opciones que se pueden tomar para disponerla en un patio trasero. Fácilmente se puede cubrir con una lona para piscina, así que en invierno no se necesita desmontarla o tapar una construcción (manteniendo de ese modo la funcionalidad de las piscinas desmontables).

Piscinas desmontables semienterradas

Una variación que suelen utilizar en los hogares con espacios más pequeños, o con patios no solo de grama sino combinados con mármoles y cerámicas, es enterrar apenas unos centímetros la piscina.

Así, semienterrada, se delimita cualquier escape del agua con un borde que sobresale de la superficie. Para que los niños puedan correr y jugar alrededor de la piscina desmontable, resulta ideal esta técnica.

¿Cómo es el montaje de las piscinas desmontables enterradas?

Se deben considerar varios aspectos al momento de enterrar una piscina desmontable, ya que si no se toman todas las previsiones en cada uno de los procesos, la piscina desmontable enterrada no funcionará correctamente después de su instalación.

  • Preparar bien el terreno: realiza la excavación y prepara una solera de hormigón y mallazo, de unos 15 cm. Cuida que la profundidad de excavación sea de 15 cm más que la piscina. Después se monta la piscina tal como lo indica el manual de instrucciones que debe venir con el producto.
  • Aísla la estructura de metal: con planchas de poliestireno de 2 cm de grosor, uniéndolas a la chapa de acero.
  • Construye el muro: aunque la piscina puede soportar por sí sola la presión del agua, pero un muro alrededor debe ser necesario para poder sostener el peso de la tierra para que esta no dañe la superficie de los propios muros de la piscina.

Piscinas desmontables enterradas: precios

Son de los tipos de piscinas más baratas que hay en el mercado, junto con las piscinas desmontables redondas. De hecho, su valor es similar porque prácticamente se trata de una redonda con adaptaciones, o mayor volumen, para soportar ser enterrada.

Con 10 mil litros de capacidad, lo suficiente para albergar en términos prácticos al menos cuatro niños, encontramos el modelo de piscina desmontable enterrada más barata. Por quinientos euros más, puedes adquirir una de 17 mil litros. Rondando los 3 millones se encuentran las cercanas a los 40 mil litros.

Piscinas desmontables enterradas: opiniones

Los usuarios que han comprado en línea concuerdan en que lo mejor para cuidar una piscina desmontable es enterrarla. Prefieren este modelo por lo reforzados que han sido sus materiales.

Además, la instalación es muchas veces un proceso que no resulta tan complejo, si se cuentan con los materiales para hacerlo. En el área de las piscinas desmontables, las enterradas cuentan con el mejor balance precio-funcionalidad entre los usuarios.


Quizás te interesen otras piscinas de agua:

4/5 (1 Review)